9.3.09

Viaje al negro

Entre estación y estación

mi frente se cubre de nieve,

atravieso el tiempo por los

túneles oscuros del tren.


Cada día el mismo viaje

hacia el mismo sitio,

escurriéndose la vida

por los rincones de la rutina.

4 comentarios:

Esther dijo...

No importar viajar al negro, pues de lo contrario ¿cómo veríamos la luz? necesitamos oscuridad para ver la luz al fondo

Andrés Portillo dijo...

Todos los rincones guardan secretos. Por eso, no siempre hacemos el mismo viaje, no siempre se escurre la vida por los rincones de la rutina. A veces, nos brotan flores en lo cotidiano.

carlosOllero dijo...

Es verdad Esther si hubiese oscuridad no veríamos la luz del final, pero la vemos, ¿o la imaginamos?. A veces, Andrés, es verdad que bastaría con una flor, pero hay que ser capaz de verla.

Esther dijo...

¿pero tu no tienes flores en la boca? ¿has mirado bien?

palabra de verificación olorb