22.3.09

Y punto...

Quisiera ser un punto
para no sentirme vacío,
quisiera ser un punto
para no tener volumen y
no sangrar por toda el alma.

Para no tener que levantarme
rodando de la cama y
tirarme cada mañana
dando un salto mortal inaudito,
para caer de pie justito
y empezar el día con calma.

7 comentarios:

Andrés Portillo dijo...

Leí vuestros duetos. ¡Geniales! Divertidos, tristes, dulces y amargos. Está bien esto de mezclar sabores y voces.

Un abrazo

carlosOllero dijo...

Gracias por tu lectura, la verdad es que para mí me están sirviendo como destellos que surgen, los escribo y se quedan ahí esperando a que los retome, los ensanche y los engalane.

Esther dijo...

un puto punto, y punto.

carlosOllero dijo...

Esther, no hay que menospreciar a el punto, al fin y al cabo todos buscamos uno de referencia. Ya lo dijo Arquímedes "Denme un punto de apoyo y moveré el mundo" (δῶς μοι πᾶ στῶ καὶ τὰν γᾶν κινάσω) (Wikipedia en español). Geometría al fin y al cabo.

Anónimo dijo...

Manténganse atentos a sus pantallas, ya estamos empezando a desvariar... Sole

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Dicen que vieron al amor, vestido de paisano,

con un macuto a la espalda,

silbando.



Por lo que se ve,

se marcha

a tierras extrañas,

pues quiere ver mundo.



Si miras lejos,

más lejos,

verás un punto

disolviéndose en el cielo.



Pues ese punto

es él.



¿o es una mosca?

carlosOllero dijo...

El punto inicia su periplo
a lo largo de la circunferencia, este oeste, norte o sur,
da igual, andando llegará
al lugar de donde partió.