29.4.11

1984. Segunda entrega (y última)

Winston lee el capítulo I, la ignorancia es la fuerza, del libro de Goldstein.

Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo hecho que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del olvido sólo por el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esa realidad que se niega..., todo esto es indispensable.

Si la igualdad humana ha de ser evitada para siempre, si los Altos, como los hemos llamado, han de conservar sus puestos de un modo permanente, será imprescindible que el estado mental predominante sea la locura controlada.

¿Encontraron la bola de cristal de Orwell? porque era realmente buena.

1 comentario:

la chica de la Vespa roja dijo...

Veo entre tus "blogs" el mío. Muchas gracias.